← Otras entradas

Cómo superar con éxito una entrevista laboral


¿Te interesa mucho una oferta de trabajo y tienes la oportunidad de ir a una entrevista con la empresa que realiza la selección? Toma nota de estos consejos que pueden ayudarte a tener éxito en la entrevista y conseguir tu objetivo profesional.

Siempre que enviamos nuestro currículum a una oferta de trabajo antes debemos asegurarnos de que realmente cumplimos los requisitos que se demandan. Es decir, hay que leer acuradamente cuáles son las funciones y responsabilidades que se deberán desarrollar, qué se pide a nivel de formación e idiomas, etc. Si no encajas en el perfil, difícilmente podrás tener la oportunidad.

Si lo consideras apropiado, no está de más adjuntar una carta de presentación, pero debe hacerse cuidadosamente para cada oferta de trabajo a la que se inscribe. Al final lo que debe reflejar la carta es lo que puede contribuir a esa posición específica y a la empresa, y su motivación para el sitio. Debe estar bien estructurada y escapar de los modelos generales que no aportan nada a su candidatura.

En primer lugar, hay una serie de acciones importantes que se deben llevar a cabo antes de la entrevista, estas son:

  • Buscar información sobre la empresa que ofrece la vacante, puesto y entrevistador/a. Para llevar a cabo esta tarea podemos utilizar recursos como: Google, Linkedin o sitio web de la empresa. Es importante saber qué carácter nos transmite la empresa, cuáles son los requisitos del puesto, que posición ocupa la persona con la que nos entrevistaremos, etc. Parece un punto obvio, pero es importante recordarlo, ya que no todo el mundo se presenta a la entrevista habiendo realizado esta tarea anterior.
  • Revisar y tener clara tu trayectoria profesional, marca los trabajos que más te interese destacar, experiencias que puedes explicar que te ayuden a defender tu candidatura en la entrevista y puntos que creas que pueden interesar a la empresa para asumir las funciones y responsabilidades que se requieren.
  • Preparar tu Elevator Pitch por si ves la oportunidad de explicarlo.
  • Hacer una lista de posibles preguntas y pensar las respuestas. Es importante saber explicar bien las tareas desarrolladas en cada uno de los trabajos, los motivos de cambio, etc. También, no está de más tener pensadas las respuestas ante preguntas como, por ejemplo, puntos fuertes y de mejora de uno mismo. En este aspecto debes partir de la sinceridad, serán aspectos con los que realmente te sientas identificado y lo tienes que relacionar, siempre que sea posible, con el trabajo al que estás optando. En cuanto a los puntos de mejora, deben serlo realmente, todos tenemos. Decir algún aspecto negativo de uno mismo no hará que nos descarten de un proceso de selección, lo que sí que te recomiendo es que cuando expongas estos rasgos, argumentes como los intentas contrarrestar.
  • Hacer una lista de dudas sobre la posición o de la empresa en general. Será una forma más de mostrar tu interés hacia la oferta de trabajo.
  • Pensar en la ropa que llevarás. Opta por un estilismo sencillo con el que te sientas cómodo/a. Deberás tener en cuenta el tipo de empresa a la que vas, la investigación previa que hagas hecho te puede servir de ayuda para ver cómo visten las persones que forman parte de ella.
  • Tener cuidado cuando estés llegando al lugar de la entrevista. Si llegas con tiempo es posible que quieras ir a tomar un café en la cafetería más cercana o dar algún paseo por los alrededores de la empresa. Durante este tiempo, asegúrate de proyectar un aire profesional y amigable, dado que la persona que te hará la entrevista o algún otro cargo de la empresa puede estar también por allí. Este punto nos lleva a otro aspecto importante, que es llegar puntual a la entrevista o unos minutos antes, pero nunca mucho más pronto y, evidentemente, mucho más tarde. Sobre todo, si llegas tarde, no cuesta nada avisar.
  • Ten un trato cordial y agradable con cualquier persona de la empresa a la que vas a la entrevista, nunca sabes con quien estas hablando.

Lo que hemos comentado hasta ahora, eran aspectos para realizar antes de la entrevista, ahora expondremos cuál es la actitud y qué aspectos te pueden ayudar a realizar de manera exitosa una entrevista. Así pues, en la entrevista sería bueno:

  • Mirar al entrevistador/a cuando hablamos y adoptar una postura natural, que no sea demasiado rígida o forzada pero que tampoco parezca que estamos en el sofá de casa.
  • Escuchar con atención las preguntas para responder a lo que nos están preguntando, de la mejor manera posible. Si, además, puedes aportar alguna información adicional perfecto, pero tienes que intentar no desviarte de lo que se te ha preguntado. A veces queremos decir tantas cosas que acabamos dando muchas explicaciones y no damos respuesta a lo que nos preguntan. Aquí también debemos tener en cuenta, que tienes que escuchar con atención lo que te pueda explicar el entrevistador/a ya que te puede dar pie a poder expresar algo que te pueda hacer resaltar algún aspecto positivo propio o de tu trayectoria.
  • No contestar con monosílabos, pero tampoco extendernos innecesariamente ante las preguntas que te hagan. Eso sí, argumenta siempre tus respuestas. Al final lo que quiere el entrevistador/a es conocerte para poder valorar tu encaje con la posición y en la empresa.
  • Mostrar interés en la posición y la empresa, da a conocer lo que te motiva de entrar a trabajar allí, etc.
  • Mostrar interés por saber cómo seguirá el proceso de selección, si no nos lo han explicado antes, y el timming para darte una respuesta, de tal forma que te permitirá hacer seguimiento y mostrar nuevamente interés por la posición.
  • Agradecer la oportunidad.

En resumen, afrontar una entrevista de trabajo requiere un esfuerzo de autoconocimiento y de autorreflexión. Es conveniente tener las cosas claras, a fin de ganar en seguridad y de poder exponer con claridad y naturalidad nuestra historia profesional.

Lo más importante es ser sincero y uno mismo, el fin de la entrevista es conocerte para saber si puedes encajar en la empresa y en la posición.

¡Esperamos que te haya resultado útil el artículo! ¡En Óptima disfrutamos ayudando a crecer a las personas y las empresas!

Mariona Molí. Consultora

COMPARTIR