← Otras entradas

Invierte en tu equipo


Todas las empresas intentan día a día mejorar su productividad para así ser más competitivos y una de las maneras de hacerlo es invertir en formación, una formación progresiva y continuada. De esta manera las empresas llegan a constituirse de profesionales capaces de adaptarse a múltiples cambios y además, aumentan su efectividad y productividad pudiendo alcanzar así objetivos más ambiciosos. Para planificar la formación es imprescindible tener claras las debilidades y fortalezas de cada trabajador y tratar de potenciar unas y minimizar otras.

Si la empresa es capaz de ofrecer una formación continuada, de calidad y de acuerdo a las necesidades de sus trabajadores, los beneficios se incrementan. A través de la formación la empresa crea una imagen de empresa innovadora y que apuesta por la mejora constante tanto de la empresa como de sus trabajadores. Además, los trabajadores que forman parte valoran que internamente se les de la posibilidad de asumir nuevos retos y crecer profesionalmente, evitando así la fuga del talento.

Para poder invertir en formación, todas las empresas tienen asignado un crédito formativo anual que pueden hacer servir para obtener deducciones en las cotizaciones de la seguridad social en concepto de la formación realizada por sus trabajadores. El importe a bonificar irá en función de las características de la empresa y del curso. Des del día 9 de Mayo las empresas ya pueden consultar el crédito que disponen este 2019 para invertir en la formación de sus trabajadores.

Des de Òptima ayudamos a las empresas a definir su Plan de Formación anual así como en toda la gestión derivada de las acciones formativas definidas, incluida la gestión del 100% del crédito de formación. Consúltanos y te informaremos!

COMPARTIR